Blog

Para aquellos curiosos que quieran saber un poco más sobre nosotros y nuestro trabajo.

Flor preservada: Cariño para siempre

about

Flor preservada es el regalo ideal si quiere hacer un regalo a un ser querido, amigo o simplemente quiere usted adornar su casa, engalanar sus muebles o simplemente darle un aspecto más fresco y natural a su vivienda.

La principal cualidad de la flor preservada es su versatilidad y aspecto, pues debido a que son sometidas a un tratamiento totalmente ecológico, se puede conseguir una gran variedad de colores, tamaños y formas, manteniendo eso sí, siempre un aspecto fresco e impoluto.

Imagínese poder hacer un pedido totalmente personalizado, dónde usted es el diseñador de su ramo de flores, escogiendo entre otras cosas, el tamaño de la flores, así cómo la cantidad y color de éstas. Todo esto siempre a un precio asequible para todo tipo de cliente.

Aunque erróneamente se suele asociar el término " flor preservada" a algo envejecido y seco, nada más lejos de la realidad. El aspecto fresco y vivo de nuestros productos es único y tanto si es usted amante de la naturaleza como si no, va a saber apreciar sin ningún tipo de dudas la calidad de nuestras flores.

Gracias a la extensa variedad de colores y tamaños de la que disponemos, puede escoger lo que más se adapte a sus necesidades y/o gustos. En nuestro catálogo disponemos de gran variedad de flores, tales como las majestuosas rosmelias, pétalos de rosas, hydrangena, y muchas más.

La flor preservada, también conocida como flor inmortalizada, una flor tratada naturalmente durante su juventud con el fin de preservarlas en su mejor estado durante muchos años, siempre y cuando sus cuidados sean los adecuados. El tratamiento es muy metódico y tiene que ser llevado a cabo por manos expertas, dándole a estas flores la gran exclusividad de la que gozan.

Debido a su carácter especial, es muy importante saber como cuidar nuestras flores, pues aunque requieren menos cuidados que una flor corriente, una buena preservación de éstas hará que su aspecto se mantenga intacto durante muchos años. Es por ello que recomendamos evitar el regado y exposición a ambientes húmedos y la exposición directa a rayos de sol.